viernes, 28 de marzo de 2014 | By: Paco Lainez

Timidez




Me voy bebiendo a tragos
los versos de la noche,
esos que al final quedaron
en un intento vano de decirte…
más tanta timidez me dejó
borracho de vientos y relentes
de tanto pasear a deshora.
Mientras la madrugada
dejaba entrever tus sombras
en silencio, las aceras
donde pisas con firmeza
atrayendo el deseo,
las miradas y los sueños.
Esos que a mi me gustaría
susurrarte a solas,
como zurean las palomas,
embelesado entre las sombras
que huyen cada día
alejándote de mi desasosiego.





3 comentarios:

María dijo...

Las horas se beben los miedos, y la madrugada los silencios.

Un beso.

Hanna Xesco dijo...

Esos versos tan bellos que no sean en vano..
Muy buen poema, beso

Rosa María Ostos (Rosasinmás) dijo...

La timidez es el silencio que custodia los más ansiados sueños.
Procura vencerla siempre que entorpezca tus metas.
Un beso.

Publicar un comentario