domingo, 5 de mayo de 2013 | By: Paco Lainez

Luna de sueños



La Luna hoy no brilla en tus ojos 
y esas nubes grises no la dejan lucir,
para que vuelvas a creer en los sueños
retorna para mirarte esta noche en ella
y frente al espejo donde reverbera
de nuevo, abandónate y déjate seducir.
Si ves que es capaz de fascinarte  
en ese leve intervalo orquestado
por los dioses para vivir los deseos,
ese instante cuando cae la noche
y su brillo de plata refulge
destellando en las pupilas de tus ojos,
soñaras que la marea del tiempo
te llevó arrastrando al embarcadero
adonde espera atado tu barco de papel,

un navío que impulsado por el viento…
te llevará a surcar oníricos océanos.




Después de semejantes travesías
ya puedes regalar los sueños
que ensimismaban tus madrugadas,
solo podrás seguir la estela de las aguas
que deja tras de sí la nave de la vida.
Tras esos surcos de sueños verás
de nuevo la Luna reflejada
sobre las aguas de tu universo
y tus ojos reirán rielando encandilados.



1 comentarios:

Jerónimo dijo...

"...y tus ojos reirán rielando encandilados."

Un bello cierre a este poema de lunas y de sueños.
Ha sido un placer llegar a tu blog.

Saludos.

Publicar un comentario