martes, 19 de marzo de 2013 | By: Paco Lainez

Homenaje a los blogs


Poetas andaluces de ahora
es un cuaderno, un blog,
con letras derramadas azul añil,
como lapislázuli,
un torrente de versos
y palabras derramadas para ti,
es el reflejo
desde el otro lado de la realidad,
desde la atalaya,
la terraza de Barataria
se ve el crepúsculo púrpura
como un espejo de fuego.


Lo que trae el mar, cada día a la playa
son mis largas noches contigo
en la casa encendida,
mis caricias del alma son solo para ti,
no son palabras al viento,
ni palabras deshojadas
es un atardecer de letras
donde mi hogar se caldea con
rescoldos azulados,
y se embellece con flores y palabras,
con el vago recuerdo
de un memorial de silencios
donde solo
mis versos de amor van al viento.



observo el tiempo detenido,
a través de los ojos de la niebla
imagino ese acueducto azul,
otro amanecer nocturno
que pondrá al descubierto
un caos de sentimientos
donde la anatomía del deseo,
vaya desnudando sensaciones
y el orgasmo de Júpiter
consiga la sonrisa de Hiperión
poniendo cometas en el cielo,
en el despertar de los sentidos,
y en sus cuerpos etéreos, celestes,
y se romperá con la alborada
la magia del Plenilunio.


Un día,
y con mi pluma de cristal
contaré los secretos de Venecia,
haré invisible los versos de Fenix 
y el viejo cuento que ya está escrito:
érase una vez un príncipe azul que nunca existió,
sacaré de mi cajón secreto
un tintero lleno con lluvia limón.
De mis palabras y las vuestras
se desprende una saudade infinita
y solo os pido: dad al aire mi voz
desde la torre de sueños esmeralda,
así sabré que ese día
devuelvo al mar las voces de tu nombre.


El mercader de sonrisas viajará
veloz cual halcón peregrino
en el tren de las cinco menos diez,
el día ya estará alboreando
para que esa otra que soy yo,
desde mi niebla camine y busque
señuelos de tus palabras,
unas palabras descalzas
pronunciadas por
ese oráculo irresponsable
que con sus delirios de grandeza
soñó una clámide de flores en el desierto.


Desde mi noray soportaré
el embate de los mares y allí
donde habite el olvido
estarán amarrados mis barcos de papel,
con ellos cruzaré el océano de Gondal
para emular los viajes de Elsa,
mis naves partirán cargadas
con el ánfora dorada de la vid,
con ella saciaré la sed
mientras surco los caminos del silencio,
la bitácora de mi navío
guardará mis reflexiones
esos versos al vuelo
donde expreso de todo corazón 
mi sentimiento en poesía
hecha de sonrisas y lágrimas,
donde el olvido esconde
mil astillas de luna.


Desde mi azotea lanzaré
palabras al abismo escritas a vuelapluma
en mi diario de mareas,
y mecidas sobre las aireadas olas
vayan desde la orilla
hasta un mar de libertad
que en su viaje camino al sur
evocará el duende de la poesía
con sus aromas nocturnos, 
y la dama del sur soñará
con los pensamientos de un hombre
esos duendes que habitan
en las torres miradores, espíritus,
genios que se desvelarán
con dulzura al amanecer para soñar
con los reflejos aguamarina de
un azul como la mar de Cádiz



Todo las palabras que resaltan en el texto son nombres de blogs,
esto es solo un divertimento y a la vez un homenaje
a todos aquellos que habitamos este ciberespacio.

3 comentarios:

Susana Jiménez dijo...

Paco , que gran imaginación , que derroche has hecho en tus versos con los nombres de los blogs, pues yo me quedo emocionada con el mío, imaginando como esos rescoldos pueden dar tibieza a ese hogar, a las palabras , a los silencios ya los recuerdos.
Gracias por este trabajo.
Te envío un fuerte abrazo

Gustavo Figueroa V. dijo...

Paco:

Llego por primera vez a su blog y me ha maravillado su gran capacidad para crear. Magnifico homenaje al mundo del blog con una poesía vital y llena de sabiduría.
Reciba mi saludo desde Suecia.

Elda dijo...

Un trabajo precioso y sin duda bien elaborado, vas pintando con tus magnificos versos unas bellas imágenes que me ha encantado leer.
Muchas gracias por tu visita... te dejo un abrazo.

Me llevo la imagen del viento en el desierto, ¿te importa?, es que me ha encantado.

Publicar un comentario