domingo, 17 de febrero de 2013 | By: Paco Lainez

Vestido de sueños


Hoy, cuando aún alboreaba
salió a pasear vestido, bueno,
no sé, si vestido o desvestido,
lo vi y tan solo se cubría
con la espuma de los sueños,
en su cara llevaba marcada
la señal que deja el salitre
cuando en la mar te bañabas,
o quizás fuese aquella marca
que dejaban en tus mejillas
las lágrimas cuando llorabas.
Al alba iba cubierto de sueños
y de espuma plateada, lo vi,
no sé, si vestido o desnudo
a mi, me pareció que lloraba
con una voz de llanto rota,
le pregunté y quise entenderle,
que yacía sobre el lecho yerta
que su amor lo abandonaba

y su muerte era su derrota.
Al alba iba cubierto de sueños
y de espuma nacarada, lo vi,
a mi, me pareció que lloraba.


5 comentarios:

Jerónimo dijo...

Un poema donde la soledad habla por sí misma.Y es la soledad más cruel,aquella que nos invade cuando nos abandona el amor.


Gracias por tu visita a mi blog.

Saludos desde Cáceres.

Susana Jiménez dijo...

Sólo el llanto es lo único cierto, lo que más cerca se siente en estos versos a pesar de ir vestidos de sueños... Tristes pero también bellos por que a pesar de la tristeza hay hermosura en ellos .
Un abrazo

Jana la de la niebla dijo...

Creo que es uno de los poemas tuyos que más me han gustado, es hermoso y muy, muy triste. Los últimos versos me dan ganas de repetirlos una y otra vez, en voz baja.
Un enorme abrazo, Salvochea.

arena dijo...

tristes tus palabras. igual de triste el sentimiento

un abrazo

aris dijo...

Tristeza .. dentro de la belleza de tus letras .. Me ha encantado..

Un abrazo

Publicar un comentario