lunes, 23 de mayo de 2011 | By: Paco Lainez

Espinas y labios



Se tornaron apuestos

tus labios lacerados,

se tiñeron, hermosos,

de matiz encarnado,


cual corola de sangre

o crepúsculo rubí,

se tiñeron hermosos

heridos por espinas

de la rosa carmesí.

1 comentarios:

arena dijo...

por muy hermosas todas las rosas tienen espinas

un abrazo

Publicar un comentario